Noticias

Consejos en caso de inundación

Siempre hay imprevistos que pueden afectar nuestro auto; no importa cuánto lo cuidemos o cuánto tratemos de evitar los peligros, hay cosas que escapan de nuestras manos. En esta temporada de lluvias, es conveniente pensar en ello, puesto que con las tormentas aumentan los riesgos tanto para el automóvil como para la integridad del conductor.

Debido a las fuertes lluvias, en ocasiones las calles llegan a inundarse de manera descomunal, por lo que es probable que nuestro auto quede atrapado bajo el agua. En este tipo de casos, debemos pensar en varias cosas: ¿Cómo protejo mi auto ante esta eventualidad? Para esta pregunta, es preciso que busquemos un seguro, pues así tendremos quién pueda responder por estos daños; si esto nos pasa sin que nuestro vehículo esté asegurado, los gastos por reparación serán muy altos, mientras que las pólizas en promedio requieren una inversión de $12,000.00 gasto menor en comparación por lo que podríamos llegar a pagar por cuenta propia.

En cuanto a seguros para autos, entramos en una segunda pregunta: ¿qué tipo de cobertura debo contratar? Es conveniente buscar una cobertura amplia, porque de esta manera estamos protegidos ante siniestros provocados por la naturaleza, ya que los seguros de cobertura limitada, básicamente protegen contra robo y daños ocasionados por terceros. Es por esto que se debe obtener un tipo de seguro, previendo este tipo de situaciones. Por otro lado, debemos tomar en cuenta ciertos comportamientos ante una inundación, ya que si nos encontramos atrapados conduciendo nuestro vehículo, debemos evitar segundos riesgos, como intentar subir a una banqueta alta o camellón, ya que de esta manera podríamos dañar nuestro auto por propia mano y esto ya no lo cubre el seguro, puesto que sólo se hacen responsable de sucesos fuera de nuestro alcance, y lo anterior lo habría provocado el mismo conductor.

Comentado el punto previo, entramos en una tercera pregunta: ¿qué debe hacer el conductor al encontrase en una inundación? Aquí en concreto hablaremos de la integridad de quien maneja, la cual es más importante que la del vehículo, pues este es un objeto que finalmente ya estará protegido por una compañía, mientras que la vida es invaluable. En este tipo de casos, el conductor debe buscar salir del auto lo antes posible y dejarlo tal y como está, para que incluso pueda dejar evidencia del siniestro. Una vez que el conductor esté a salvo y fuera del carro, deberá comunicarse con su aseguradora, ya que así puede recibir servicio de grúa para sacar su auto fuera del agua, entre otros beneficios.

Sin duda alguna, siempre debemos tomar en cuenta a la naturaleza como factor de riesgo para nuestro auto, porque necesitaremos ayuda en situaciones que no podamos controlar. Es conveniente asegurar nuestros autos, pero incluso más, informarse sobre el tipo de servicio que estamos contratando y su alcance en cuanto a protección de daños. No hay que olvidarse de cuidar de uno mismo así como de nuestros bienes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *